Bio

Me llamo Raquel, soy de Torrelavega Cantabria, aunque vivo en Suances hace más de 20 años, es curioso porque soy una apasionada de las montañas y en la gran mayoría de sitios que he vivido han sido islas, o lugares muy cercanos al mar, Irlanda, Cayos de Florida, Tenerife, Marbella y ahora en Suances villa marinera.

A parte de esta pasión tengo otra que va unida, soy pintora de arte contemporáneo. Y ¿por qué va unida la montaña a la pintura? En mi caso porque “ellas” son mi inspiración digamos que van de la mano.

Como buena montañesa, la montaña la llevo en el alma, llevo caminando por sus laderas, crestas, valles más de media vida. Lo que me aportan “ellas” es un cúmulo de buenas sensaciones y vibraciones, sus paisajes, su silencio, su sufrimiento en muchas ocasiones para alcanzar su cima.

Todo eso hace que mis queridos Picos de Europa sean mis moles de roca favoritas.

La flora y la fauna forman parte de este entorno, me entusiasma escuchar el trino de los pájaros, el zumbido de las abejas o el silencio ensordecedor cuando estas en lo más alto.

El montañismo para mi es mucho más que un deporte, es una manera de vivir, es algo vital dentro mi vida.

No compito contra nadie, solo contra mí misma, trato de superarme en cada reto que hago y no hace falta que vuelva al Himalaya para realizar uno de estos desafíos.

Yo creo que a todos los deportistas nos pasa, hay días que estás cansado o que simplemente no tienes ganas de entrenar, eso ya forma parte del reto psicológico en cualquier deporte y a fuerza de ser constante, adquieres la fortaleza mental para saber que puedes superar esos momentos malos.

También tengo otra gran afición, desde muy pequeñita, con 7 añitos me regalaron mis primeros patines de 4 ruedas, de hierro y con correas… A día de hoy sigo patinando. Quizá ahí aprendí a caerme y levantarme, a saber, que cuando tengo una de esas caídas, lo que debo de hacer es pensar en que he fallado y volver a la carga, los errores están para eso, para aprender de ellos y así mejorar la técnica en la caída, porque al final de un modo u otro en cualquier ámbito de la vida, las caídas te acompañaran siempre.

Una de las partes más importantes para que yo siga realizando estos retos y aventuras es mi familia, siempre están animándome y aguantado esos nervios que me entran poco antes de comenzar la expedición.

Nunca serán bastantes las veces que de las gracias por el apoyo incondicional que me dan.

Foto cortesía de Román Benito de VEXTRAMEDIA

 

Patrocinadores ALTUS

raquelgarcia.weboficial.net usa cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de usuarios y optimizar su servicio. Para más información lea Política de Cookies. ×